viernes, 24 de diciembre de 2010

Martes

Una noche con mis treinta y un taxi por venir.
La calle empieza, vienen y van, son tan indecisos; fingen excesos, tan visuales como estridentes. Todo parece ideal.
Se ven divertidos y hay tanta energía en parecerlo.
Exageran, son como un vídeo. Se pixelan.
Son unos flacos hiper modernos y actualizados.
Hablan en movimientos.
Son suaves coqueteando con la ambigüedad.
Mi taxi esta por llegar.
Y yo sin logo.

Un principio para ser eternos.

Quería una charla infinita, una noche de dos que no dejan de mirarse. Buscaba ser tu mejor momento, el milagro eterno de la ilusión. Quería ser el deseo de tu amor. Un reflejo en vos.
Aunque digan que el tiempo siempre es preciso, esperarte tuvo aromas solitarios parecidos al desamor. Y por más que me acostumbré al error, las miradas frías tienen mucho de dolor tardío.
Conciente, con la alegría de encontrarte. Entré para conocerte. Viviendo un solo momento.
Es frente a frente donde las palabras vuelven a tener sentido.

Tiempo perdido

Un error de interpretación define, con la misma facilidad que una frase mal dicha te amarga. El trago ácido no termina de digerirse, mientras las olas no paran de venir.
Cuenta regresiva y se termina el tiempo que alguna vez inventé.
La magia se olvida de avisar y los trucos suenan a poco cuando el humo se va. Una mentira flota entre nosotros con la fuerza de las verdades; pero corrompe.
Es triste mirarte a los ojos pensando en otra y seguir la rutina sin intenciones, hasta aburrirme en el recorrido de tu voz.
Conozco hasta la pausa de tu respiración y es tan atractivo sentir el vértigo de lo desconocido.
Simulo.
El silencio es tentador.
Vuelven las fantasías de traición.
Escondido no falto a la verdad, aunque yo sea la mentira.
Cuenta regresiva, falta poco, en breve dejo de flotar.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Un final es otro principio.

Pensarte fuerte, desearte con ganas. Crearte en un giro, ser parte de nada.
Y es Diciembre con su peso invisible, el que cae a tus pies y se rinde.
Hay algo en tus ojos. Tu modo.
Te miro y te encuentro y en vez de ir, algo te acerca a mi.
Un secreto envuelto en tu nombre y fin.

viernes, 3 de diciembre de 2010

90

Hay algo que insiste.
El recuerdo fragmentado.
Pueden ser tus ojos, tus manos.
Los consejos mal dados.
Las mentiras; las sospechas. Todo mi pasado.
Vuelve. Se hace presente.
Una imagen fría. Calores lejanos.
Si tengo suerte me distraigo, te olvido por un rato.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Graffiti

Vi un nombre en la pared. Algo familiar. Sin tipografías, ni diseño, ni moderno; a mano alzada. Decía algo como agradable, pero distante. Estático, permanente.
Un nombre en silencio, apenas verbalizado en el camino de las ideas. Estaba ahí y la lectura se repetía.
El detalle de la pared denota cicatrices, alguien estuvo aquí.
El recorrido hace su efecto, cada letra encuentra su lugar y mi lugar se hace pared.
Hoy leí mi nombre y por un momento, él hablaba de alguien muy parecido a mí.

jueves, 18 de noviembre de 2010

No te perdono

Naciste en el centro y del halago cordial hiciste tu vanidad. Sin ánimo para el elogio y sorda para las presencias, viviste del néctar del onanismo. Tan frágil como volátil, ideal para ilusionar. Reina indiferente, negadora sin piedad. Y en el silencio tu soledad. Tu punto crítico.
Una mentira te derriba como en espiral y la idea de conocerte se hace sospecha. Mientras tus tintes de rebelde gobiernan tu discapacidad emocional; tu esencia, como tu veneno, diluyen mi inspiración. Y en este silencio, mi paz.
Distancia. Nuevos caminos.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Noche

Él en su ventana, paciente. Sorprendido por la majestuosidad del cielo con sus vientos, por el juego de las estrellas y el reflejo infinito de las torres, entre terrazas y balcones.
Él y un solo pensamiento, como un gato en plena noche, vagabundo del tejado; compinche de la sombra, sigiloso y desconfiado.
Él me mira desde abajo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Palabras perdidas

El día que no te vea hermosa voy a creer que la magia no existe. Y aunque no quedan espacios para el amor y se siguen borrando aquellos tonos de tu voz en mi memoria; algo de esta sonrisa te pertenece.
Y por más que una noche te olvide, algo se hará viento para que los pétalos vuelvan a ser flor. Los brillos buscarán en cada reflejo los rebotes del sol hasta formar la luz de tus ojos, mientras yo; entre distraído y confuso voy a encontrar las notas de nuestra última vez, como si las canciones tuvieran el poder de envejecer con los recuerdos.
Voy a viajar hasta el fondo para no sentirme tan solo, quiero llevarme los restos de silencios y los principios de los dos. Quiero todo el sabor a poco y de a poco vivir en vos.

Las lágrimas escondidas corren por mi cuenta, por más que el tiempo me haya volado la razón.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Acqua

Buscaba agua.
Hundirse en el silencio.
Perder el peso sentido.
Flotar sumergido.
Llevarse aire consigo.

sábado, 23 de octubre de 2010

Un par de ciegos tuertos

Lo confuso de un ojo entreabierto, del murmullo polvoriento de los desorientados; la corrida silenciosa del temor.
Afuera se escucharon tiros, acá se queda el dolor.

lunes, 18 de octubre de 2010

Vecino

¿Cuál es límite preciso donde tu vecino es un extraño?

No hablo del simpático, tampoco del que tiene perro. Hay un tipo de vecino que incomoda. Es el que viene caminando frente a vos y nunca sabes si saludarlo. ¿Qué decís?, ¿saludas?, ¿un gesto?, ¿cabeceas, afirmando con el mentón?
En la puerta podes hacerte el apurado. En la vereda el distraído. Pero en el ascensor estás obligado.
Muchos eligen el silencio y ahí nace el comentario, el recelo; "El Murmullo",... los incómodos, en la sombra se agrupan, se olfatean; se reconocen. Se amontonan, hablan y marcan la diferencia... Son los que se presentan y se despiden cuando se mudan, los que hace veinte años pedían un poquito de azúcar, los que hablan del clima y se horrorizan con la televisión. No hablan de política ni de religión. No profundizan en nada, miran más de lo hablan y hablan más de lo que dicen.

El del tercero es un mal educado.

No falta la señora que aclara: un mal aprendido, seguramente los padres lo educaron bien, pero los chicos vienen perdidos.

Gritar sin dolor

Saltear escalones por la extraña regla de un juego inventado.
Detener la mirada en lo más pequeño, en el movimiento de las alas, en la caída torcida de una flor.
Deslizarte sin temor.
Descubrir el reflejo del sol en cada objeto y hacer tanto ruido como sea necesario, sin pensar en lo molesto.
Gritar por placer, fingiendo la furia.
Correr con fuerza, buscando el límite, estirando las piernas; cansando los brazos.
Correr siempre. Correr de la puerta al ascensor y del ascensor a la puerta.
Mirarte en el espejo queriendo ser grande, con la curiosidad de reconocer cada gesto.
Mirarte para ver que ven en vos.

Verlos me hizo viejo.

viernes, 8 de octubre de 2010

Media tarde

Llueve.
Y la ventana se ensucia de gotas.
El cielo deja de ser gris y oscurece el color de las hojas.
El agua rebota en las terrazas.
Un gato se esconde, se acobija entre sus patas.
En casa suena el olor agua y el calor del té se apaga.





http://listen.grooveshark.com/#/search/songs/?query=chris%20garneau%20we%20don%60t%20cry

Una calle y Borges

No era el momento ni el lugar, pero mirarnos fue más que deseo.
No existieron palabras, poco importaba si yo era gris y ella azul.
Fue mirarnos para no conocernos.
Ella tenía algo de mí y yo me fui con algo de ella.
En silencio y con tus ojos.

Ni martes ni jueves

Bajaba, patinaba en su burbuja, mientras el sol hacía sombras perfectas. Bajaba envuelto en su transito con la misma suavidad con que el agua talla a la piedra. Era natural y por instinto jugaba al zigzag, se dejaba llevar. La avenida Callao oscilaba entre barranco y tobogán, nada podía salir mal.

Aspecto animal

Como un perro oliendo el musgo de la vereda. Como una paloma haciendo nido en un ángulo de cemento sombrío. Como un gato afilando las uñas en un sillón, para luego cazar un cordón. Como un gorrión voraz que roba migas de pan. Como un pez nadando hasta el infinito en su pecera.
Con el mismo instinto busco la provocación a mis latidos.

lunes, 4 de octubre de 2010

Eras

Una nueva Era se distingue diez años después. Con la distancia parece fácil ver el inicio, todos los aspectos cambian y lo que antes parecía estable se hace viejo, cae en desuso.

Parezco atento, hay pequeñas señales que muestran algo distinto. Los quiebres se producen sin ausencia y es tan evidente que me aburren los lugares comunes. Hablo con los presentes, y los pasados se fueron olvidando, se fueron ahogando en la callada distancia del tiempo, eligiendo otra Era, viviendo a seis pasos de mi porción.
Quizás... hoy sean pocos, pero todo principio es escaso.
Una nueva hora comienza, si ves música, escucha este silencio.

Cursando

Estoy estudiando algo apasionante y por eso me reservo. El silencio y la ausencia de palabras no son más que una sutil respuesta a las caras de aquellos que han oído.
Están los que se ceban y quieren saber, preguntan todo lo que aún desconozco y en un paso falso, me siento más analfabeto que ayer. Aparecen los cautelosos que acomodan las palabras para sonar como entendidos. Están los receptivos que sonríen y felicitan y finalmente los inexpresivos, los que me miran como si fuera una pared y cambian de tema (generalmente la charla termina con un comentario de fútbol, política o el neutralizador clima).
Yo sigo contento y atento en este camino de aprender, bien valen los momentos de silencio y percepción.
Seguramente dice más lo que no esta dicho.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Busco volver.

Cansado de rebotar en los opuestos y de agotarme en el paredón de los reproches. Harto de malos entendidos, de supuestos e incomprendidos.
Busco un canal limpio, busco la energía suave del mundo distendido.
Quiero reconocerte y adivinarte.
Hoy salgo a buscarte para volver...

Esta tarde vi llover

Un amigo entró, leyó y me dijo que era muy para adentro, muy así (movía las manos como queriendo hacerse un agujero en el pecho) y yo no lograba entender si eso era bueno o malo. Lo miré fijo, hice gestos de poca comprensión, me mordí el labio y entrecerré los ojos.
Él quiso aclarar, pero yo ya no estaba ahí.
Por momentos todo me aburre, ni hablar cuando soy yo el que se encierra en el espiral; cuando las caras se repiten sin sentido.
Ella se parece a mi y choca contra todo, pero yo todavía la piloteo.
Él cambia de tema y mi escritura se hace invisible.
Nada perdura y todo se olvida.
Las palabras escritas siempre hablan del pasado.

Quizás entendí... ¿o no?

martes, 28 de septiembre de 2010

Fragmentado

Todo se hace frágil y la acumulación de tiempo sigue siendo tiempo.

A veces, saber da tristeza.
Será que en el olvido encuentro la virtud de ser feliz.

Falta vida para reencontrarte. Pegaste el salto que escalofría la razón y en mi recuerdo quedarán tus ojos, hasta que vuelva a ser feliz.

miércoles, 28 de julio de 2010

video

Me aburre discutir

Es imposible entender. Es simple. Lo que rodea es afuera y yo soy lo de adentro, lo que no se ve. A veces cuando pienso bien, alguien llega a entender. Pero las razones varían y las percepciones cambian sin avisar.
¿Queres ser feliz o tener razón?
En la razón las sensaciones no tienen lógica.
Mucha lucha, mucha fuerza para subsistir desde el pensamiento y no es tanto esfuerzo sentir, alcanza con ser.
Busco ser feliz.

Gracias

En una sonrisa, el eje invisible, la prueba exacta del que fui.
En tu mirada cálida, la mejor de mis charlas. La muestra exacta que late en mi.
Escucharte de nuevo, para volver a aprender, que un te quiero es eterno.

martes, 27 de julio de 2010

De amores.

A veces las historias no terminan, siguen sin lógica. Escritas por ausentes y reescritas desde la memoria. Siguen como secretos y verdades inconfesables, que en los oídos ajenos viven como relatos.
Y así, entre lo dicho y lo ignoto, viajan inmortales un par de secretos que nacieron en dos bocas.

viernes, 23 de julio de 2010

A solas por la vida.

Tuve la discusión ayer, ella decía estar bien; que él por momentos era aburrido y bastante inocuo. Que se dormía mirando televisión, que no soporta el cine independiente y mucho menos las comedias de amor. Dice que no es la relación que esperaba, que sigue mirando, sigue esperando una nueva oportunidad; dice que es temporal, que estos seis meses pasaron sin pena ni gloria, que el invierno es triste estando sola. Que el frío duele sin un mimo y que la pena hace mella cuando llueve.
Ella insiste en que él la adora, la busca y la llama; esta pendiente y ansioso por encontrarla y ella se deja querer, se deja encontrar. Que ahora el silencio lo provoca ella y en lo que calla vive la esperanza de que el mundo explote sin herir a nadie, que de la noche a la mañana las reglas sean otras, que el amor viva en cada uno con la misma presencia que el miedo. Y antes de quebrarse, me miró a los ojos y encontró otro silencio.

jueves, 15 de julio de 2010

Iguales

Hubo un día que el derecho de otros expandió mi libertad y la palabra felicidad multiplicó las sensaciones.

Un beso grande para los putos y las tortas.

sábado, 10 de julio de 2010

Dos de mi.

Salgo a encontrarte, pero algo es tan distinto.
Tengo el recuerdo tatuado, impregnado en la esencia.
Con un poco de nada seria tan fácil volver; pero el paso del tiempo y mi propia vejez dicen algo más de lo que olvido.
El silencio de la propia sordera y el dolor de haberte dejado huir.
El instante dormido en un latido cansado de sufrir.
Los restos escasean y las virtudes se alejan.
Salgo a encontrarte, pero prefiero perderme, para olvidarme de vos y de mí.

----------------
Now playing: Richard Ashcroft - Break The Night With Colour (Abbey Road)
via FoxyTunes

Semi - final

Un grupo dispar. Ellos son muy uruguayos y yo más Brasil que lo normal. Diálogo entre tontas y acomodándome en un solo perfil aprovecho los recursos de la noche. Ellos no salen de ellos y la diferencia de los opuestos, me regala gracia.
Quizás sean dos besos y arrumacos o una noche de chistes malos.
Pero ellos hablan por lo bajo, mientras ando picado entre burbujas.
Hoy disfruto y mañana me arrepiento.

Ergo

Reconoces la silueta. Tiene el ritmo que sentís en la piel. Un juego de luces te eclipsa y te envuelve. Algo flota. Un eco familiar, un gesto que hace vibrar.
Los brillos rebotan, confunde lo ficticio con lo real.
Entre roces y sombras fluye sensual, casi ilegal.
Por tanto y menos, armas una trampa y te dejas caer. Es la imagen de ese reflejo el fin de la magia y en el sampleo de los narcisos, llega tu muerte, frente al espejo.

jueves, 8 de julio de 2010

Avenida Santa Fe

Ella se enoja y se cree sexy, finge un ceño fruncido y hace algo raro con los hombros, como si no le importara tenerlos puestos.
Se amarga, disimula el interés. Mira con desconfianza, como si el resto de los seres vivos fuésemos un estorbo en su camino.
Se cree mecánica, fría y analítica. Se cree el cuento del talento de la belleza.

martes, 6 de julio de 2010

Quizás sea mejor así

Quizás sea mejor así.
Hasta el fin del mundo con el vago recuerdo de haber vivido una parte de mí en vos. Mientras el nudo de recuerdos, viejos y olvidados, hacen un punto gris en la memoria.
Quizás sea mejor así y todas las palabras sean para mí. Para armar la historia que se me antoje, sin testigos ni reclamos; para ser y ser feliz.

domingo, 4 de julio de 2010

¿En que momento dejaste de ser?

Hubo un momento en el que te miré a los ojos y algo de vos había partido y el eco de tus frases se perdía sin razón.
Confuso.
Hubo un momento en el que te miré a los ojos y el fervor de mi deseo, como vapor, huyó.
Y el vacío, la tristeza de la ilusión de haberte encontrado.
El instante de amor imaginario.

La distancia entre los dos hizo silencio y no paramos de hablar.

jueves, 1 de julio de 2010

Distracciones.

Sacaba la cabeza para sentir el viento y cerrando los ojos por la velocidad, no pensó que todo quedaba atrás. A esta distancia los recuerdos se achican y la emoción camufla la perdida.
Subió a la montaña más alta que había conocido solo para gritar. Para sentir el sabor del viento dormido. Quería vibrar en el infinito, desplegar sus brazos sin medir distancias; tocar el sonido.
Buscó el fin de los tiempos, el fin del final. Llegó hasta lo más oscuro y le costó regresar. Sufrió apnea y en el sueño encontró su lugar.

I'm on fire!

Aturde, no para de hablar. Molesta, desorienta y algo de todo esto parece normal. Tiene el juego de reiterar y las secuelas rebotan. No sabe y se nota. No es tonta; pero se escapan las frases entre neuronas sin memoria. Inventa, delira; no todas las historias pueden ser únicas y la torpeza se empieza a notar.
Ya esta de vuelta, ni importa cuanto pueda faltar, los caminos se acortan.
¡Tirate o salta!

KSBN

Ella tenía los ojos de cristal y él la campera de mis sueños. Tenían rock y algo oscuro en su pasado. Él recio, amargo de rencor y ella era de las hermosas que no entendieron los beneficios de ser linda. Ambos fueron.
Aquí y ahora... el resto es todo pasado. Y son miles las caras que se desfiguran entre recuerdos.
Ella no mira a nadie y controla el temor de las fieras en celo. Ella anda sola; mientras todas imitan, en casa, las muecas del poster. Baila perdida, simula ser irreal. El mismo temor que seduce, aleja.
Aquí y ahora... el resto es todo pasado. Y son miles los que mueren en el anonimato.
Son duros, mientras las mandíbulas se enredan en palabras que nacieron necias. La piel se seca y se desviven por lo que falta. Deshidratan, paralizan. Se miran fijo y las sonrisas se estancan sin gracia.
Aquí y ahora y el resto es pasado.

1, 2... 3

Si vos fueras lo que yo veo en vos.
Si yo fuera lo que vos ves en mí.
Seriamos perfectos, pero más de lo mismo.
En algún punto tengo la triste certeza de saber, que en esta vida solo podemos ser cercanos a media vista; con reservas, secretos y desvíos.
Y a la noche, cuando te aburre el televisor y te apabulla la tristeza de percibir la soledad... ahí, cerca del silencio con los reflejos a media luz, ahí donde los pensamientos se hacen texto pones la distancia que te preserva y en el imaginario sos la reina del inmenso castillo de la ilusión; ahí soy parte del universo paralelo en el que habitan un puñado de letras frías en tu monitor y acertando los caprichos de príncipe azul, vivo en tu lado B. Con la desgracia de conocer el hechizo, que empieza al momento de encontrarte piel a piel y a la cuenta de tres, soy invisible.

lunes, 28 de junio de 2010

Instante de lucidez

Sigo en mi modo ficcional virtualmente adaptado, con el fabuloso efecto especial, de recrearme en el mundo tridimensional hiper definido de la vida. Conviviendo con la astucia de un guionista creativo, que a cada interrogante le suma una puerta y a un sin fin de comentarios hirientes los termina con el latiguillo "fue de onda".
Así, en medio de diálogos inconexos y realidades de las que desconfío, sigo el paso firme de la incertidumbre con intuición.

martes, 15 de junio de 2010

No visible

Transparente. Alegre y feliz. Oculto. Perfecto.

jueves, 3 de junio de 2010

Historia de un fracaso feliz

A veces parece fácil, como si el universo jugara para mí y una mirada de ella cambiara el color del día.
A veces un gesto parece una caricia y tu sonrisa una invitación.
A veces todo parece una mentira, un relato falso; un desvío constante a la razón.
A veces todo se reduce, se elimina el juego mágico y el deslumbre frente a la virtud.
A veces los caminos se cierran y el miedo gobierna al amor.
A veces el mundo se encierra en la ceguera, en su propia condición.
A veces, solo a veces, los que niegan las reglas disfrutan la conexión.

sábado, 29 de mayo de 2010

No culpes a la lluvia.

Algo vibra más allá del sol. Algo vive entre el silencio y las palabras, entre el aire y mi respiración. Es la esencia mínima. La partícula exacta del principio sin nombre, la acción directa donde nace el mundo. Es ahí, justo ahí donde te extraño.

Palabras de ella.

En una voz vive el mejor de mis sueños. Como el recuerdo romántico del amor. Así, de a pocos colores, con la nieve gris que todo lo adorna. Algo banal se diluye y es entre nosotros dos, casi como un recuerdo del beso que fuimos y en una postal de estampillas rotas, mueren eternas, tus promesas y el duelo inocente de la primera despedida.

Para una linda.

Tenía más de cinco centavos de mi suerte y apenas el coraje para mirarte a los ojos sin temblar. Buscaba inmortalizarme cerca de tu piel, anclado en el deseo del amor. Buscaba refugiarme, en el cálido recuerdo de tus primeros besos. Vivir la sorpresa de encontrarte en mi prosa, apenas desnuda, a medio vestir. Y en una sonrisa dibujarte la vida. Pero perdí.

martes, 25 de mayo de 2010

Tan cíclicos

Hoy nos cruzamos. Ella tiene esa actitud que me enloquece. La escuché hablar, la vi moverse. Ahí cerca estaba el nuevo, mejor que el último; pero muy distinto a mí. Ella como siempre, coqueteando de manera sutil, tocándome suavemente el brazo. Hablaba de cosas que no me importan, pero me mantenía tenso bajo una mirada. Mientras él, creyéndose moderno se entretiene con las vidrieras de Palermo, ignorando la histeria sostenida de su nueva novia.
Fui un macho alfa en celo y terminé abruptamente la charla con un "llamame y nos vemos"; ella hizo de Venus clickeando una mirada hasta deslizar el guiño.
Al rato apareció él, de movimientos lentos y afectado de modismos, y comentó algo sin sentido.

jueves, 6 de mayo de 2010

En algún Bar

Estas ciega y no paro de hablar.
Gesticulo e invento. Te miro fijo. Te estimo.
Obstruyo tu campo visual.
Quiero que te vayas conmigo, que te vengas, que vuelvas siempre al mismo lugar. Quiero todas esas fantasías cursis de propaganda primaveral. Quiero frases de telenovela y que al final los malos sean buenos y los buenos, sean... eternos.
Quiero.
Estas ciega y no paro... hasta que me canso de actuar.
Imposible remontarte si no queres volar.
Dejo todo librado a la suerte y me pierdo entre las mesas, fondeando copas secas.
Me pierdo.
...y volves a mirar.

sábado, 1 de mayo de 2010

Parapapa

Me tocó crecer y verte como persona. Me tocó entender que me querías de a ratos y a la distancia. Que te era más fácil hablar de mí, que mirarme al hablar. Que rellenabas silencios con frases hechas. Que rezabas para no sentir culpa. Que ocupabas espacios con gente que te avergonzaba presentar.
Aprendí que no creías en mí, y fue ahí que encontré el origen de ese chiflido asmático que seca y calla.

Hoy borré tu dirección de mi correo y tu número de mi teléfono, siendo moderno, hoy empieza mi duelo; aunque sigas vivo en tu plegaria.

jueves, 29 de abril de 2010

Todo es pasajero.

Hoy me hundo y tengo la música ideal para hacerlo.
No es el otoño ni tampoco la soledad. No son los recuerdos amargos ni los deseos de felicidad. Se trata del espasmo ciclotímico de la incontinencia. La falta de equilibrio emocional.

No te preocupes, en medio hora vuelvo a ser normal.

----------------
Now playing: Editors - Munich
via FoxyTunes

Bloggirl

Ella miente, siempre miente. Finge que todo importa y cuando confiesa que sos imprescindible, te descarta.
Vive con el único objetivo de contar verdades a medias, a escondidas, solapadas.
Te hace creer historias sin sentido e inventa el mundo que todos soñamos encontrar.
Juega sin reglas, sabiendo que solo pierde el apostador.

viernes, 23 de abril de 2010

Hoy tiré un disco de "Seis perejiles"

Recién hoy cumplí treinta y todavía me restan dos años para alcanzarme.
Desde chico fui un inmaduro; acarreando algo de niño desde los ojos hasta los modos. Pero hoy cumplí treinta y una mueca triste se disfraza de madurez.
El peso de estos años me llevo a tirar lo que no uso, por lo menos todo aquello que ya no me hace feliz, esas cosas que provocan más lagunas que alegrías y en el tacho quedaron mis discos de Cypress Hill.
Es en el río revuelto de las emociones donde no encuentro ni las postales del que fui.

Tuve un momento de silencio como en todo duelo y una mirada sostenida frente al espejo. Quise encontrarme. Pero desde hace tiempo vengo viajando dormido, haciendo fuerza para sonreír.

Tomo aire y respiro.
Me miro a los ojos y pese a todo, algo esta bien.

Todavía faltan dos y no sé si me animo.

jueves, 22 de abril de 2010

De a plugins

No soy uno. Soy mil veces, y a cada rato dejo de ser lo que fui. Soy parte de recuerdos y un solo presente.
Soy a tramo y compás.
Voy jugando en el tiempo y vuelvo dispuesto a empezar. Vivo efímero, efímero en la constante.
A tramo y compás enredo, improviso, balbuceo; intento conectar.

Giramos cubiertos, envueltos. Cada uno en su sistema.
Giramos en órbita, guiados por nuestros planetas.
Giramos a ciegas, confusos y ajenos.
Giramos de memoria, confiados y sin reglas.

Somos de distintas maneras; pero sentimos igual.

----------------
Now playing: Bajo Fondo Tango Club - Perfume (remixed by Campo) (performed by Luciano Supervielle)
via FoxyTunes

martes, 13 de abril de 2010

Invisible (2)

Estas pendiente. Queres saber como siente. Qué piensa. Cómo ve.
Aprendes cada gesto, los movimientos. Memorizas detalle tras detalle, te obsesionas; pero (pese a todo) te sentis cuerdo.
Todo es música y hasta un juego de manos es bailar. Una mirada fija te desnuda, te inquieta; te llena de preguntas. Pero ella sigue ahí y vos acá.
Queres ser profundo y un poco superficial. Queres todo. Queres hacerla pensar, sonreír y brillar. Queres ocupar cada momento, concretar. Pero besarla sabe a sueño, porque ella sigue ahí y vos acá.
Queres estirar las horas, vencer al tiempo. Queres quedarte y siempre volver. Queres que te espere, que te busque; que te elija. Pero ella sigue ahí y vos acá.
La queres... sin saber como quererla.
Por eso ella sigue ahí y vos acá.

Invisibles

Apenas vistos e indiferentes.
Yo proyecto y ella se hace hermosa, una sonrisa distraída parece invitarme y lanzado, invento.
Ella se aburre, mira de a ratos. Me confunde.
Yo proyecto, creo que es inteligente, sensible y un toque intelectual. Creo que mira cine alemán, lee libros de autor y disfruta los chistes malos.
Ella se apoya contra la pared y se distrae mirando a la gente.
Yo ni lento ni perezoso vuelvo a proyectar, le invento modismos suecos, la veo desnuda; camina hacia mí, sonríe y el tímido vuelvo a ser yo.
Ella se toma su tiempo, saca un cigarrillo y sin mirar la cartera, busca el encendedor.
Yo la veo bailar y en el vaivén somos uno. Encajamos como si fuéramos perfectos; mientras al oído me dice lo que siempre quise escuchar.
Ella se paraliza, se congela, se hace inmortal.
Y yo quiero recordarla como la mejor amante, la que nunca se va.

jueves, 1 de abril de 2010

Algo sobre ella

Desconozco el momento preciso en que ella dejó de ser una desconocida.
Existió una primera vez, un primer instante donde fuimos ajenos; donde mirarnos fue la simple consecuencia de un movimiento. Pudo ser el repaso de un grupo de caras, quizás fueron cien veces cruzándonos hasta reconocer un modo, un anillo. Quizás anduvimos juntos en subte, en direcciones contrarias; compartiendo una mirada de vagón a vagón entre estación y estación. Quizás caminamos la misma cuadra, quizás le robé un taxi, le pedí fuego o la esquive con apuro.
Pero seguramente alguna vez fuimos nada... sin darnos cuenta.

Cosmopolitano

Caminé sin mirar el piso siguiendo las copas de los árboles, pendiente de los claros y las sombras, confiando en la percepción. Y mirando el cielo me hice invisible. Fui tan pequeño como imperceptible. Fui un punto, un átomo rebotando en la inmensidad.
Fue en el paso de las nubes y la fuerza de los vientos que el salto de mi mente viajó por el cielo, poco a poco perdió su luz y oscuro como la noche se expandió de grande a pequeño. Extendiéndose hasta el punto de la incomprensión; mientras la velocidad del cosmos me acercaba planetas y estrellas.
Fui un destello de luz, un viaje al infinito.

Somos parte de un todo, un todo en constante movimiento.
Abrí los ojos.

Amortizar

Alguna vez escuche que el amor era la construcción del deseo y la atracción. Algo así como la unión sincronizada de aspectos sin nombre.
Amor parece ser el momento exacto donde una desconocida habita el registro permanente de la memoria inmediata y con un gesto, una palabra; se establece en tus recuerdos. Poco a poco empieza a ocupar los silencios, los segundos previos a dormir... los mejores sueños.
La ansiedad nace, te carcome y te inventa razones para buscar su voz, para rozarla sin querer, para hablar con absoluta seriedad de los vaivenes del tiempo. Y así llegan los nervios y las indecisiones; tartamudeas en pensamientos y si la autoestima no esta fuerte, dudas hasta del color de tu piel.
Alguna vez escuche que el amor es una enfermedad, un virus que todo lo altera. Que idiotiza lo simple, enloqueciendo la lógica y al más cuerdo. Te enreda y es tu cabeza la que no encuentra algo que no sea de ella. Es el virus de la obsesión sana, el permiso para ser un enfermo socialmente apto. Te convierte en un ser mono temático, monótono; mono. Un mono que vive el idílico y fantasioso mundo del amor. Que camina a centímetros de la nada, que no roza lo concreto y mucho menos la razón.
Alguna vez escuche que el amor no existe, que es una ilusión. Que es la utopía de los urbanos, los hombres grises que viajan apretados y sudan desolación. Que es el sueño de los mareados, los atontados que vagan entre la oscuridad y el desvelo. Que es el motor de los poetas muertos y la ceniza que deja el viento.
Alguna vez escuche que dos se miraron a los ojos, se miraron fijamente y en silencio encontraron la razón para volver a mirarse, para sonreír sin sentido y abrazarse sin miedo. Para vivir el momento en que los latidos hacen un camino y viajan a la par. Y de dos fueron uno y de uno a la eternidad.

martes, 23 de marzo de 2010

Duelo por los que no están.

El hilo de luz nacía cerca de la ventana, entre orificios, formando una línea que atravesaba la cortina, la mesa y el sillón; entraba en la cocina, se escondía en el cuarto y se dormía (de a ratos) en la planta de mis pies. Traía una calidez que había olvidado y sin darme cuenta, me hacía sonreír. No perdía las ganas de jugar. Y todo volvía a estar bien.
Sigue ahí y nada puede borrarla. Permanece; suspendida en cada brillo, siendo parte del sol.

lunes, 15 de marzo de 2010

Proyecciones

Ella me dijo: Vos sos "muy" Brasil.
Y yo, que dudaba entre mis puertos, no supe responder.

Tiempo después nos volvimos a ver y ella con una linda sonrisa me hizo sentir tan bien, que mi deseo fue el de no romper el hechizo, no defraudar esa proyección con un colectivo de larga distancia pisando arena marrón.
Quiero vivir en el reflejo de esos ojos y en cada cruce de miradas ser "Caribe, Brasil y Jhonny Depp en una hamaca".

jueves, 28 de enero de 2010

Nada es permanente

Nada es permanente. Y no pude sostenerte. Te perdí sin darme cuenta. Por culpa de olvidarnos, el enojo parece una mentira y porque todo se evapora nace un nuevo día.
Nada es permanente y me adueño de las cosas, hablo desde el YO construyendo invisibles; me afianzo y desvanezco. Lo que veo, ES... aunque todo se diluya entre mis dedos.
Nada es permanente y sigo siendo yo, con mis idas y venidas.
Nada es permanente y me cansé de entenderlo.

sábado, 23 de enero de 2010

Hilando fino

Una tarde como esta, en una calle de cinco esquinas y en la unión de unas baldosas a medio andar, el pequeño cordel esperaba la vista aguda que haga con él lo que el mundo precisa. Un detalle más que muestra la desprolijidad de un mundo que se deshace o la torpeza brutal de todo aquello que falta terminar.
Sin levantar sospechas y mirando a mí alrededor, busqué la manera de acercarme, estudié todos los ángulos (los claros y los oscuros); pensé y saqué cálculos, hasta improvisé un porcentaje de probables e improbables. Me alejé y me acerqué cuantas veces creí necesario; hasta que lo pisé con la misma fortuna que se pisan los chicles y el pequeño paso de un hombre inició la devastación de la humanidad. Aquel espiral que todo lo envuelve cavó un pozo con la profundidad de la desolación y el ruido de los vientos huracanados simularon sordera para los presentes. El paso de las estrellas cayendo del cielo para hundirse en el hoyo de oscuridad fueron un sueño, al lado del dolor que sentí al ver caer el mundo que conocí. Una hilera de edificios con miles de vidas dentro, los autos, las motos y trenes; hasta las salidas de los enamorados entre rosas y bicicletas. El olor, el color, el sonido y el tacto; todo desapareció.
Hubo un tiempo de sombra, hubo tiempo y más; hasta tiempo sin tiempo. Y a partir de ahí, viví estático, flotante e insípido; sin poder entender si él se había comido todo... o en el pozo estaba yo.

viernes, 15 de enero de 2010

Yo, tu, el, nosotros, vosotros y ellos también.

No existo, no figuro en ningún sitio. No pago impuestos ni atiendo sus llamados. Ni siquiera entro en los bancos. No acepto folletos en la vía pública, primero porque no me dejan tirarlos y segundo porque en los tachos de basura todo abunda. No miro televisión ni compro el diario; apenas mando un mail de vez en cuando, bajo el seudónimo de alguien que no conozco, simulando saludos; gestos y halagos. Pero me gustan las palabras (no en voz alta) prefiero susurrar o escucharlas de lejos, me gusta el eco, el sonido de los grillos y el olor del rocío mojando el pasto. Pero insisto, en algún momento dejé de existir. Quizás me aburrí o me fui sin dar aviso, quizás me perdí, me extravié y olvidé que necesitaba volver.
Por todo esto y más, si alguien recibe este mensaje, háganmelo saber. Pero estén atentos... quizás hoy, ya no sea yo.

miércoles, 13 de enero de 2010

Lazos

Un destino indefinido, poco referencial.
Un paisaje conocido, poco habitual.
Una desgracia en cuenta gotas y una acumulación de palabras que inunda la tristeza.
Una desilusión que se acerca, que viaja en la tiniebla y solo genera distancia.
Un chiste sin gracia; un final trunco.

La desolación hace mella cuando el suelo se diluye en un abismo.
Cuando somos uno mirando lo quedó. Hoy vivo con ella.
Aunque es la incertidumbre la que genera más dolor.